Etiqueta: PALOMAR


La jueza Forns rechazó un nuevo recurso de amparo por contaminación ambiental contra el Aeropuerto. Igualmente seguirán prohibidos los vuelos nocturnos y la decisión final queda en manos de la Corte Suprema, que desde al año pasado analiza el caso.

La polémica por el funcionamiento del Aeropuerto de El Palomar continúa vigente, a menos de dos semanas del comienzo de los vuelos de cabotaje en todo el país informado por el Ministerio de Transporte.

Ahora se sumó un nuevo capítulo: el Juzgado Federal en lo Civil, Comercial y Contencioso Administrativo N° 2 de San Martín rechazó un nuevo recurso de amparo presentado por un grupo de vecinos que consideran que el aeropuerto genera daño ambiental y un ruido por encima del considerado saludable.

Según la jueza Martina Forns, el pedido del abogado Leandro Marisi no presentó nuevas pruebas que determinen el perjuicio generado por los vuelos de FlyBondi y JetSmart.

No considero que tenga que actuar ordenando medidas cautelares de tal envergadura (el cese total de vuelos o reducción de vuelos diurnos) sin contar con la pericia técnica específica“, detalla la magistrada en el fallo.

También señaló que es potestad de la Corte Suprema de Justicia tomar la decisión final, ya que ese alto tribunal tiene la causa en estudio hace más de un año y debe fallar sobre el fondo de la cuestión.

Luego de la decisión de Forns, El Palomar estará habilitado para funcionar pero sólo durante el día, ya que la restricción para los vuelos nocturnos (22 a 7 hs). sigue vigente, por considerar que “se vulneraba de modo evidente el derecho al descanso y reposo nocturno”.


En los próximos días se debe definir en la justicia la continuidad del Aeropuerto, tras una denuncia por contaminación ambiental. Desde los sindicatos aseguran que los vuelos low cost sólo traen beneficios a la comunidad.

Los trabajadores de las empresas Flybondi y JetSMART se manifestaron frente al Aeropuerto de El Palomar para reclamar la continuidad de las operaciones de ambas aerolíneas. Estuvieron acompañados también por taxistas y comerciantes que son beneficiarios indirectos de los vuelos low cost.

La manifestación fue para mostrar su “preocupación y angustia por los constantes e infundados embates judiciales” por parte de lo que definieron como “un grupo minoritario” y “carente de representatividad”. Es que en los próximos días la jueza Martina Forns debe dictar sentencia sobre la denuncia de algunos vecinos de El Palomar por la contaminación ambiental y sonora que provocarían los vuelos.

“La jueza ya dispuso una incomprensible restricción de vuelos nocturnos que confiamos que la Cámara Federal pronto revocará”, destacaron los empleados a través de una misiva que lleva la carta de sus secretarios generales, José Omar Figueredo (Flybondi) y Marcos Sosa (JetSMART).

También reclamaron que el gobierno “mantenga una política firme y decidida de continuar con los vuelos low-cost desde El Palomar” luego de la decisión de que en octubre vuelvan las operaciones aéreas en el país.

“Los compañeros trabajadores estamos convencidos que nuestra actividad aeronáutica no causa daños, sino que por el contrario genera conectividad, desarrollo económico, crecimiento, inclusión y trabajo”, finalizaron.


El hecho ocurrió en Fluguerto y Namuncurá y fueron detenidas 14 personas. Además de violar la cuarentena, están acusados de intentar agredir a los efectivos policiales.

Todo sucedió el domingo, cuando un grupo de personas decidió juntarse y hacer una fiesta en una casa de El Palomar. El llamado de los vecinos al 911 alertó al personal de la Comisaría 6ta, quienes se hicieron presentes en el lugar.

Al llegar, constataron que en el domicilio ubicado en la intersección de las calles Fluguerto y Namuncurá había varias personas que se encontraban realizando una fiesta con la música alta. Tras la orden del Juzgado Federal N°1 de Morón, los efectivos procedieron a demorar a 9 personas, visiblemente alcoholizadas, quienes se resistieron y fueron detenidas.

Minutos después, y tras otro llamado, los policías volvieron a la vivienda y descubrieron que otras 5 personas se habían escondido en el operativo anterior y habían retomado la fiesta. También fueron detenidas y trasladadas a la comisaría.

Todas las personas fueron acusadas de violar el artículo 205 del Código Penal, que prevé penas de 6 meses a dos años para aquellos que no respeten las medidas adoptadas por autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia.


Empleados de FlyBondi y JetSmart se manifestarán para reclamar al Ministerio de Transporte que no se cierre el Aeropuerto. También piden certezas sobre la vuelta de los servicios aéreos, que aún no tienen fecha definida.

Los empleados de Flybondi y JetSmart piden trabajar, como está pasando en muchos otros rubros de una economía golpeada por una pandemia sin precedentes. Pero en el caso de las líneas aéreas, el crecimiento de infectados con COVID-19 hace cada vez más lejana una certeza sobre la vuelta a los cielos.

Por toda esta situación, la Asociación de Trabajadores Aeronáuticos de Flybondi (ATAF) y la Asociación Sindical de Trabajadores de JetSMART (ASTJ) enviaron una carta a los ministros de Transporte Mario Meoni y de Salud Ginés González García.

Allí anunciaron que están “en estado de alerta y asamblea permanente” y que el jueves 20 a las 11 hs. marcharán al Aeropuerto de El Palomar para exigir a las autoridades “que cumplan con las responsabilidades asumidas”.

En su carta pidieron claridad, ya que hace unos días Meoni “mencionó que los vuelos podrían volver en 60 días, en 120 días o, incluso, en 180 días” y aseguraron que esos plazos “significarán la desaparición de la industria aérea”.

Los trabajadores también resaltaron la necesidad de “volver a trabajar, volar y ser una opción de transporte para los argentinos que requieran movilizarse” y recordaron que “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que pasados ya casi 5 meses no reinició la actividad aérea“.

Sabiendo que es difícil volver a volar en breve, los empleados señalaron que su actividad requiere de certezas y definiciones que permitan ver con claridad un horizonte: “Necesitamos aprobación de protocolos sanitarios, puesta a la venta de pasajes con antelación, apertura de bases aéreas y de rutas”.

Por último, dijeron que el Estado no está haciendo nada para preservar el sustento de 10.000 familias que directa e indirectamente viven de los vuelos de El Palomar.


La empresa FlyBondi está juntando firmas de manera online ante el pedido del concesionario Aeropuertos Argentina 2000 de trasladar las operaciones a Ezeiza.

En medio de la pandemia hay muchas dudas sobre el futuro de las empresas aerocomerciales, que hace meses no están operando y aún no tienen fecha de regreso. A nivel nacional Aerolíneas Argentinas redujo los sueldos de su personal y LATAM decidió terminar sus operaciones en el país.

En el ámbito local, no se sabe si el Aeropuerto de El Palomar volverá a funcionar cuando termine la cuarentena y las prohibiciones de vuelos. La empresa que tiene la concesión de la terminal, Aeropuertos Argentina 2000, tiene la intención de derivar todos los vuelos a Ezeiza.

Ante esta situación, FlyBondi comenzó una campaña online de recolección de firmas que ya lleva más de 85.000 adhesiones. Con el hasthag #ElPalomarEsMiCasa, la empresa asegura que “los motivos para pedir que el aeropuerto siga funcionando son muchos“.

Algunos de ellos son “los miles de puestos de trabajo directos e indirectos generados”, el crecimiento de la conectividad y el turismo en todo el país y “los miles y miles que volaron por primera vez en avión” gracias a ese Aeropuerto.

El Aeropuerto del Palomar es el primer aeropuerto low cost de Latinoamérica, es el cuarto aeropuerto de Argentina en cantidad de pasajeros de vuelos nacionales. En total ya pasaron por ahí más de 2.800.000 pasajeros

La posibilidad real del cierre

Desde Aeropuertos Argentina 2000, empresa que maneja también las terminales Ezeiza, Aeroparque y decenas de todo el país, tienen la intención de cerrar El Palomar por considerar que el lugar no está adecuado “para cumplir con los protocolos de sanidad en medio de la pandemia por el COVID-19″. La intención es trasladar esos vuelos a Ezeiza.

Sin embargo, desde el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) aseguraron que no darán curso al pedido “hasta consultar a todas las partes implicadas, ya que hay que tener las fuentes de trabajo que pueden perderse”

El Municipio de Morón también quiere tomar partido para sostener esos empleos. El propio Intendente Lucas Ghi aseguró hace unas semanas que estaban trabajando “para evitar que se cierre el aeropuerto” y propuso crear “una mesa de trabajo entre el Estado, el concesionario, los vecinos y las aerolíneas”.