CONMOCIÓN: MURIÓ DIEGO MARADONA


El mejor jugador de fútbol de la historia falleció hace minutos tras un paro cardiorespiratorio. Tenía 60 años y hacía dos semanas había sido operado de un hematoma subdural en la cabeza. El Presidente decretó tres días de duelo nacional.

Diego Armando Maradona parecía inmortal, pero no lo era. Ya en el año 2000 había estado al borde de la muerte, cuando tuvo que ser internado en Punta del Este. Pero su recuperación nos hizo creer aún más de su fama de inmortal.

Ahora su corazón no aguantó: el Diez murió al mediodía en una quinta de Tigre en la que se encontraba para recuperarse.

Según informaron desde su entorno, un paro cardioresporatorio fue la causa de la muerte de Diego, considerado el mejor jugador de la historia del fútbol.

Surgido de las inferiores de Argentinos Juniors, Maradona fue campeón mundial juvenil con la selección en 1979, condujo a la albiceleste a coronarse en México 86 y logró que un humilde equipo del sur de Italia como Nápoli llegara a la cima obteniendo dos scudettos y una Copa UEFA.

En el fútbol argentino, obtuvo el Metropolitano de 1981 con Boca Juniors, cuadro del que era hincha y en el que se retiró un 25 de octubre de 1997. A partir de allí, su vida fue un constante ida y vuelta entre la fama, el fútbol, las drogas y la muerte.

En 2000 sobrevivió a un episodio cardíaco en Uruguay, de donde se fue para recuperarse en Cuba. Años mas tarde fue internado en una clínica psiquiátrica de Parque Leloir para superar su adicción a las drogas.

Como un reflejo de la vida de Maradona, apenas un año después de su última internación, y tras someterse a una cirugía gástrica, el genio del fútbol mundial condujo su programa “La Noche del Diez“, en uno de sus mejores momentos de salud.

En 2010 fue el técnico de una selección que quedó afuera del Mundial de Sudáfrica de manera injusta y ante una imponente Alemania. A partir de allí, su vida volvió al caos.

Estuvo dirigiendo en Arabia, entre jeques y petróleo, tuvo una presidencia vitalicia en Bielorrusia y hasta fue el entrenador de los Dorados de Sinaloa, equipo asociado a narcotraficantes mexicanos.

Su última experiencia fue en Gimnasia de La Plata, un equipo con muchos problemas que mejoró notablemente con la llegada del Diez. Se necesitaban mutuamente y allí Diego encontró un espacio de contención.

Lamentablemente, sus eternos problemos de salud, sumado a una hematoma subdural que le detectaron hace pocas semanas, lo condujeron a una operación riesgosa y con un postoperatorio complicado. Finalmente, su cuerpo dijo basta y Diego Maradona falleció un 25 de noviembre, como su amigo Fidel Castro.

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, decretó tres días de duelo para todo el territorio nacional. Un ídolo que tuvo miles de contradicciones, que fue amado y odiado por tanta gente merece el reconocimiento de su pueblo.

Comentarios

ESCUCHANOS!

SUSCRIBITE A NUESTRO CANAL