HAEDO CUMPLE 131 AÑOS


Un 11 de noviembre de 1889 se colocó la piedra fundamental del pueblo, en un acto que fue precedido por los loteos de los terrenos que rodeaban a la ya existente estación del Ferrocarril. Entrá y leé toda su historia.

Por Christian Libonatti

Los inicios de Haedo tienen mucho que ver con los trenes y eso queda demostrado en que primero hubo una estación antes que un pueblo. Fue en 1886 cuando un ramal ferroviario conectó a la flamante capital provincial, La Plata, con el entonces llamado Ferrocarril al Oeste, en un punto que estaba equidistante entre las estaciones de Ramos Mejía y Morón.

La estación fotografiada en 1905. La vieja estación se encuentra aún del otro lado del túnel, en dirección a Morón.

La parada ferroviaria Mariano Francisco Haedo, homenaje al primer director del Ferrocarril, fue fundada el 1º de agosto de 1886, sin grandes actos y apenas como una decisión administrativa y operativa, en terrenos que fueron comprados a las hermanas Pereyra Pueyrredón.

Algunos pobladores fueron llegando en los siguientes años e incluso se calcula que hubo unos 150 terrenos vendidos hasta 1889. Fueron Pedro del Carril, Nemesio Escobedo y Francisco Saforcada quienes creyeron necesaria la creación de un pueblo, con dos objetivos: uno fundacional y otro inmobiliario.

Para el primer objetivo, pidieron a la Provincia la creación de un pueblo que se concretó a través de una ley, trazaron calles y manzanas y donaron parcelas para instalar una plaza y una iglesia, en lo que hoy es la Plaza San Martín de las calles Raspanti, Maipú, Chacabuco y Tacuarí.

Para el segundo, compraron tierras y lotearon terrenos para venderlos a nuevos propietarios que buscaban un lugar tranquilo pero accesible a la Capital para construir sus propias viviendas.

Las medallas que se acuñaron para la inauguración del pueblo.

Fue así que el 11 de noviembre de 1889 llegó el acto de la colocación de la piedra fundamental del pueblo Mariano Haedo, con la presencia de los tres desarrolladores, del cura y futuro obispo Juan Terrero y de cientos de vecinos. También llegó al lugar Rosa Haedo, hija de Mariano Haedo, quien le diera nombre al pueblo.

A partir de allí el crecimiento de Haedo fue exponencial. Se crearon iglesias, escuelas, sociedades de fomento, clubes, llegaron miles de nuevos vecinos y se formó un lugar que es un orgullo para sus habitantes.

NdR: Esta nota fue hecha en base a investigaciones del Instituto y Archivo Histórico de Morón, el libro “Orígenes del Pueblo Mariano Haedo” de Javier García Basalo y recopilaciones del autor a lo largo de los años.

Comentarios

ESCUCHANOS!

SUSCRIBITE A NUESTRO CANAL

Llevanos a todos lados!

Redes sociales

Jazz y Fusión

Periodismo del conurbano

Un viaje a los 80!