Categoría: Morón


Los consejeros escolares de Juntos por el Cambio de Morón salieron a defender a María Eugenia Vidal por el fallecimiento de los docentes Sandra y Rubén, ocurrido hace dos años en una escuela de Moreno por una explosión de gas. Fue tras un homenaje del Consejo Escolar a esos docentes.

El comunicado fue difundido por María Delia Traverso, quien fue presidenta del Consejo Escolar del Municipio entre 2017 y 2019, y busca responsabilizar al kirchnerismo por la tragedia del 2 de agosto de 2018.

Sandra y Rubén son víctimas de la corrupción enquistada en las instituciones y llevada adelante por funcionarios avaros e inescrupulosos“, remarcaron en el mensaje. También señalaron que el Consejo Escolar de Moreno estaba intervenido por malversación de fondos y que la Provincia no fue responsable por las muertes.

“Cuando asumimos no había plata ni para pagar los sueldos, menos para arreglar escuelas. No venimos a echarle la culpa al Gobierno que había asumido dos años antes o a aquellos que la gobernaron durante más de veinte años”, sentenciaron. Para el bloque de Consejeros de Juntos por el Cambio, “nada ni nadie va a devolver a Sandra y Rubén“.

Desde el Frente de Todos salieron a criticar duramente al macrismo por el comunicado. En declaraciones a FM Oeste, Diego Fernández aseguró que “no fue una tragedia casual, fue en el marco de un Gobierno que venía desfinanciando la educación pública, frenando las obras de infraestructuras y que tenía graves denuncias de corrupción“.

El homenaje a Sandra y Rubén

Desde el Consejo Escolar de Morón se votó el miércoles una disposición que busca recordar a los docentes en las paredes del edificio. “Fue para que quienes pasemos por ahí estemos siempre considerando como un desafío y un tema a atender la seguridad y la dignidad de nuestras escuelas”, destacó Fernández.

La disposición propone colocar imágenes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez e instituir el 2 de agosto como el día de “Día en defensa de las escuelas dignas y seguras”.


Seis personas fueron detenidas en Moreno por un hecho ocurrido en Morón en el mes de mayo. Secuestraron armas, equipos de comunicación, uniformes policiales y chalecos antibalas.

El Juzgado de Garantías Nº 4 ordenó el allanamiento de cuatro domicilios de Moreno tras la investigación hecha por la Comisaría 1a de Morón. Los operativos se realizaron para encontrar a los responsables de una entradera ocurrida en mayo.

En ese hecho, cuatro delincuentes ingresaron a punta de pistola a una casa de una familia de Morón vestidos de policías. Tras maniatar a los ocupantes de la vivienda, les sustrajeron sus pertenencias y bienes.

En los allanamientos de hoy fueron detenidos seis sospechosos y se secuestraron 13 pistolas y escopetas de diversos calibres, municiones, celulares y miles de pesos en efectivo. También encontraron un chaleco y un gorro de la Policía Federal Argentina, que utilizaban para ingresar a las viviendas que robaban.

Los detenidos fueron trasladados a la UFI N° 6 de Morón, donde quedaron a disposición del fiscal Sergio Dileo acusados de “robo calificado, encubrimiento e infracción a la ley de drogas”.


Los trabajos llevarán el servicio a más de 3.000 vecinos del Municipio. El intendente Lucas Ghi recorrió las obras de ampliación de la red que se realizan junto a la Provincia y AYSA.

A pesar de la pandemia, se sigue trabajando en el distrito para conectar a la red cloacal a los diferentes barrios de Morón. En este caso la obra beneficiará a 3.389 vecinos de El Palomar y Haedo.

“Seguimos trabajando para cumplir con el propósito de que hasta el último vecino de Morón tenga acceso a algo tan elemental y necesario como es la conexión a la cloaca”, señaló el intendente Lucas Ghi al recorrer las obras.

La intervención realizada contempla la construcción de la red secundaria cloacal que abarca las zonas delimitadas por la Autopista, Corvalán y Av. Perón, en El Palomar, y  Av. Perón, Colihue, Tres Arroyos, Balbín y Goria, en Haedo.


El hecho ocurrió anoche en Pampa y Misiones, a una cuadra de Marconi. El joven de 28 años está fuera de peligro tras recibir un balazo en el hombro.

La víctima caminaba por la calle cuando dos delincuentes que se trasladaban en moto lo interceptaron para robarle su celular. El joven recibió una herida de bala a la altura del hombro y fue trasladado al Hospital Posadas, aunque ya está fuera de peligro.

El robo fue en la calle Pampa, entre Misiones y Chubut, en la zona cercana al club SITAS. Lo curioso es que a menos de dos cuadras se encuentra un destacamento de la Gendarmería Nacional.

El presidente del Foro de Seguridad de El Palomar, Jorge Stewart, dijo al sitio Primer Plano Online que “se trató de uno de los tantos robos que ocurren al voleo” y que aún teniendo muchos patrulleros que circulan por la zona “no alcanza el recurso humano y en este último tiempo los delincuentes parecen ser más“.

Los vecinos organizaron una marcha para reclamar por seguridad para esta tarde, que se realizará cerca del lugar del hecho.


Será el martes que viene en el Instituto Brown. Es una iniciativa conjunta del Hospital Posadas y el grupo solidario Vamos Juntos por más.

La donación de sangre voluntaria siempre es necesaria, mucho más en un contexto como el actual. Sin embargo, debido a la pandemia, hay pocas personas que se acercan a hospitales y centros hematológicos a donar.

Por eso, el Instituto Guillermo Brown de Haedo se sumó a la organización de jornadas de donación barriales en conjunto con el Hospital Posadas y el grupo solidario Vamos Juntos Por Más.

La jornada será el martes 11 de agosto en el colegio de la calle Las Bases 151, de la ciudad de Haedo. Allí se cumplirá con todos los lineamientos del Ministerio de Salud de la Nación para cuidar a cada persona que decida acercarse a donar.

La donación no durará más de 30 minutos, deberán asistir con el DNI en mano y bien desayunados. Quienes vayan deben estar en buen estado de salud y pesar más de 50 kg.

Para una mayor organización, se solicita inscribirse por alguna de estas vías para recibir el certificado de circulación: por mail a donacionvjxm@gmail.com o por teléfono al 11 6118-1345.


Fue esta mañana en la Plaza San Martín. La escultura fue colocada en 2013, durante la anterior gestión de Ghi, y retirada en el gobierno de Tagliaferro. También inauguraron uno de Alfonsín, a 20 metros de otra escultura que homenajea al dirigente radical.

Por Christian Libonatti

El Municipio de Morón restituyó un busto de Néstor Kirchner que ya se convirtió en un reflejo de los vaivenes políticos del distrito. Se encuentra junto a los de Juan Perón y Eva Duarte. En la última década fue colocado, retirado y nuevamente colocado en consonancia con el signo político de cada gestión.

La escultura fue inaugurada en 2013 después de aprobarse una ordenanza en el Concejo Deliberante. En ese acto participaron el entonces intendente Lucas Ghi y su predecesor Martín Sabbatella.

Tras las victorias de Cambiemos en 2015 y 2017, Ramiro Tagliaferro obtuvo la mayoría en el Concejo Deliberante y allí surgió la idea de retirar el busto de la plaza. Fue en agosto de 2018 cuando los ediles votaron para quitar la obra.

Pero la política cambia en poco tiempo, y tras las elecciones de 2019 el Frente de Todos no sólo recuperó la intendencia sino también la mayoría del cuerpo deliberativo, gracias al apoyo de algunos exCambiemos. En diciembre pasado, el Concejo decidió reponer el busto, que recién ahora fue colocado.

En el acto realizado hoy, el Intendente Lucas Ghi aseguró: “Nuestro compromiso será siempre mantener viva la memoria“. Por el lado de Cambiemos, fue la concejal Analía Zappulla quien criticó la escultura, al decir que “Morón tiene otra vez su monumento a la corrupción, una verdadera vergüenza en medio de la pandemia“.

El busto quedará ahí al menos por tres años y seguramente volverá a ser noticia cuando los vientos partidarios soplen de otra manera en el Palacio Municipal.

EL BUSTO DE ALFONSÍN

En el acto de ésta mañana también se inauguró un busto de Raúl Alfonsín, en el mismo sector de las esculturas de Kirchner, Perón y Eva. Lo curioso es que a 20 metros hay otro busto que homenajea al expresidente radical, que fue inaugurado en diciembre pasado por Ramiro Tagliaferro.


El Concejo Deliberante aprobó ayer una “tasa epidemiológica” que pagarán bancos, financieras, el bingo, los hipermercados y otros grandes contribuyentes. También facultaron al Ejecutivo a subir las tasas municipales un 25% en caso de ser necesario.

Por Christian Libonatti

Finalmente ayer se llevó adelante la reforma impositiva y fiscal del Municipio de Morón. En la Asamblea de Mayores Contribuyentes que aprobó los cambios participaron los concejales y los vecinos que más impuestos pagan anualmente.

En concreto, ayer se votó la creación de una Tasa para Estudio y Prevención Epidemiológica, que busca recaudar para “prevenir y erradicar brotes” en el Municipio. Esa tasa se aplicará a los contribuyentes con mayor capacidad de pago.

Estos son bancos, entidades financieras y de crédito, cajeros automáticos, ART, casas de cambio, agencias apuestas hípicas, el bingo, los aeropuertos, las empresas aerocomerciales, la concesionarias de la autopista, los hipermercados y las clínicas y sanatorios privados.

También se volvió para atrás una suba de la llamada “claúsula gatillo”, que faculta al Poder Ejecutivo a aumentar los impuestos en el último trimestre en caso de que la economía del Municipio lo precise. En el proyecto original esa suba era del 35%, pero gracias a los reclamos de todos los sectores afectados se logró volver a lo aprobado en enero, un 25%.

Esta clausula gatillo es una práctica habitual en Morón, ya que durante la gestión de Ramiro Tagliaferro también se aprobaron estos aumentos que permiten al Ejecutivo financiarse durante todo el año.

En el caso de lo votado ayer, sólo se podrá aplicar en la medida que se verifiquen aumentos en los costos de los servicios que contrata el Municipio.

Las subas que finalmente no fueron aprobados fueron la tasa vial, que imponía un monto fijo por cada litro de nafta vendido en el distrito, y la aplicación de la tasa epidemiológica a los pequeños comercios de Morón.

APUESTA AL DIÁLOGO

Las modificaciones al proyecto presentado hace un mes por el Poder Ejecutivo se consiguieron gracias a los reclamos que hicieron las cámaras de comerciantes e industriales de Morón, los dueños de las estaciones de servicio y los concejales de la oposición.

La concejal del GEN Sandra Yametti fue una de las impulsoras de estas conversaciones entre los sectores afectados. Aseguró que su mayor aporte “fue apostar al diálogo y pedirle al ejecutivo que abra canales para producir modificaciones“. Gracias a eso, las medidas no afectaron a la mayoría de los comerciantes e industriales del distrito.

Desde el oficialismo también remarcaron la importancia del debate que se dio. El concejal del Frente de Todos Marcerlo González aseguró en la sesión de ayer que “si hay algo que caracteriza a este gobierno municipal es su enorme capacidad de diálogo y su vocación de escuchar a todos los sectores para llegar a los consensos necesarios”.

Desde Cambiemos denunciaron un impuestazo. El edil Gastón Pérez aseguró que el Intendente Lucas Ghi “no piensa en los vecinos” y que ahora tiene “superpoderes para seguir aumentando impuestos y darle un golpe de nocaut a los vecinos de Morón en plena Pandemia“.


Serán préstamos de $10.000 para los negocios que hayan sido afectados por la crisis generada por el COVID-19. Podrán devolverlos en 10 cuotas y empezarán a pagarlos a los dos meses de volver a abrir.

El Municipio de Morón anunció que continuará ayudando a los comercios locales en medio de la pandemia por el Coronavirus. A la exención de impuestos municipales dictada hace un mes, ahora se suma una línea de microcréditos a tasa cero.

Los préstamos serán de $10.000 y deberán ser devueltos en 10 cuotas de $1.000 cada una, que empezarán a pagarse dos meses después de la reapertura de la actividad. El programa está destinado a aquellas empresas cuyas actividades fueron afectadas en forma crítica por la cuarentena.

La inscripción se hará el sábado 25 y el domingo 26 de julio a través del portal www.moron.gob.ar. Para realizar consultas, los comerciantes pueden comunicarse a microcreditos@moron.gob.ar o por Whatsapp al 11 3956 8675.


Los trabajadores aseguran que el centro de salud mental ubicado sobre la calle Santa Rosa oculta los contagios y que ayer murió una enfermera por COVID. También alertaron por las condiciones para empleados y pacientes.

Al menos 39 empleados de la Clínica Psiquiátrica Gregorio Marañón dieron positivo por COVID-19, según denuncian los propios trabajadores de la salud. También señalan que no les hacen los testeos y que una compañera falleció por no tener los elementos básicos de cuidados sanitarios.

Nos dieron barbijos de tela, que debíamos lavar en nuestras casas y traer para volver a utilizar“, denuncia una enfermera que actualmente está infectada. También detalla que no le dieron camisolines u otro material de protección descartables y que les hicieron firmar un papel en donde figura que esos elementos fueron entregados.

La denuncia habla de hacinamiento, falta de materiales para empleados y pacientes y maltrato en todo sentido. La dirección de la clínica no permitió que los trabajadores se hisoparan y que realicen el aislamiento, incluso obligándolos a ir a atender con síntomas. También señalan que por los contagios y la falta de personal extendieron los turnos laborales de 8 a 12 hs.

Por la suma de todas estas condiciones, en el día de ayer tuvieron que lamentar el fallecimiento de Graciela Hurtado, quien era enfermera en el lugar.

La trabajadora contó en una denuncia a la que accedió FM Oeste que hay sobrepoblación en las salas por lo que debieron poner camas en los pasillos. “Pusieron a los pacientes que deberían estar aislados con los que están sanos, así que que el riesgo de contagio es enorme“, destacó.

También aseguró que ingresaron pacientes de otras instituciones que supuestamente no estaban contagiados y con el paso de los días se supo que tenían COVID. “Y nosotras tuvimos que atenderlos sin las normas de bioseguridad que estos casos requieren”, señaló.


La empresa FlyBondi está juntando firmas de manera online ante el pedido del concesionario Aeropuertos Argentina 2000 de trasladar las operaciones a Ezeiza.

En medio de la pandemia hay muchas dudas sobre el futuro de las empresas aerocomerciales, que hace meses no están operando y aún no tienen fecha de regreso. A nivel nacional Aerolíneas Argentinas redujo los sueldos de su personal y LATAM decidió terminar sus operaciones en el país.

En el ámbito local, no se sabe si el Aeropuerto de El Palomar volverá a funcionar cuando termine la cuarentena y las prohibiciones de vuelos. La empresa que tiene la concesión de la terminal, Aeropuertos Argentina 2000, tiene la intención de derivar todos los vuelos a Ezeiza.

Ante esta situación, FlyBondi comenzó una campaña online de recolección de firmas que ya lleva más de 85.000 adhesiones. Con el hasthag #ElPalomarEsMiCasa, la empresa asegura que “los motivos para pedir que el aeropuerto siga funcionando son muchos“.

Algunos de ellos son “los miles de puestos de trabajo directos e indirectos generados”, el crecimiento de la conectividad y el turismo en todo el país y “los miles y miles que volaron por primera vez en avión” gracias a ese Aeropuerto.

El Aeropuerto del Palomar es el primer aeropuerto low cost de Latinoamérica, es el cuarto aeropuerto de Argentina en cantidad de pasajeros de vuelos nacionales. En total ya pasaron por ahí más de 2.800.000 pasajeros

La posibilidad real del cierre

Desde Aeropuertos Argentina 2000, empresa que maneja también las terminales Ezeiza, Aeroparque y decenas de todo el país, tienen la intención de cerrar El Palomar por considerar que el lugar no está adecuado “para cumplir con los protocolos de sanidad en medio de la pandemia por el COVID-19″. La intención es trasladar esos vuelos a Ezeiza.

Sin embargo, desde el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) aseguraron que no darán curso al pedido “hasta consultar a todas las partes implicadas, ya que hay que tener las fuentes de trabajo que pueden perderse”

El Municipio de Morón también quiere tomar partido para sostener esos empleos. El propio Intendente Lucas Ghi aseguró hace unas semanas que estaban trabajando “para evitar que se cierre el aeropuerto” y propuso crear “una mesa de trabajo entre el Estado, el concesionario, los vecinos y las aerolíneas”.